Tecnologías

Moldes rápidos de aluminio

El proceso de fabricación de los moldes rápidos de aluminio se centra en la simplificación y optimización del proceso tradicional de fabricación de moldes. Mediante las tecnologías más avanzadas de producción, tales como el mecanizado de alta velocidad o la electroerosión, se obtienen moldes funcionales reduciendo el tiempo de fabricación.

Dichos moldes nos ofrecen la posibilidad de obtener lotes de hasta 2.500 piezas inyectadas en material definitivo en 4-6 semanas. Y de este modo podremos someter las piezas a las mismas condiciones de esfuerzos y fatigas que en su vida útil.

Aplicaciones

  • Fabricación de series de piezas, de hasta 2500 unidades inyectadas en material definitivo
  • Validación y homologación de piezas: las piezas fabricadas en el material definitivo pueden someterse a las pruebas necesarias
  • Obtención de piezas sobremoldeadas: Un proceso de moldeo que tiene más de una inserción de material
  • Obtención de moldes con una gran durabilidad, para producción de piezas a lo largo del tiempo

Ventajas

  • Manipulación más sencilla gracias al reducido peso de los moldes fabricados con aluminio
  • Reducción en los tiempos de producción de los moldes: El aluminio es capaz de mecanizarse a gran velocidad
  • Reducción en los tiempos de producción de piezas en serie: La capacidad del aluminio para disipar el calor es mayor y por tanto, el periodo de enfriamiento del mismo es menor
  • Disponibilidad de piezas en material definitivo en un corto periodo de tiempo.
  • Posibilidad de texturizar la superficie.
  • Reducción de los costes de producción de los moldes