Blog notice

La unión hace la fuerza de la fabricación aditiva

Las empresas Siemens y Stratasys han anunciado una colaboración para integrar las soluciones de fabricación aditiva en la cadena de producción de Siemens. El objetivo de este proyecto a largo plazo es el de convertir la impresión 3D en una práctica de producción reconocida a escala mundial.

De lograr alcanzar el objetivo fijado, el resultado de esta colaboración sería beneficioso para diferentes sectores, como el aeroespacial, automovilístico, mecanizado industrial, etc.

Según afirma el vicepresidente sénior de software de ingeniería de fabricación de Siemens, Zvi Feuer, este proyecto se presenta como una oportunidad inmejorable para ayudar a sus clientes a adoptar una nueva mentalidad de fabricación que dará lugar a productos de mejor calidad, más rentables para el fabricante y suministrados de forma más eficiente.

Feuer también ha querido destacar el compromiso de Siemens para con la industrialización de la fabricación aditiva, con el objetivo de acercar sus ventajas  -geometría compleja de las piezas, producción bajo demanda, personalización masiva- a los consumidores y clientes potenciales. Por otro lado, esta visión de empresa digital que sugieren Siemens y Stratasys puede ayudar amuchas industrias a reducir el tiempo de lanzamiento de sus productos al mercado, a flexibilizar las operaciones comerciales y a mejorar la eficiencia en los flujos de trabajo.

Sin embargo –y a pesar de los grandes pasos que la tecnología de impresión 3D ha dado durante los últimos años-, para que la fabricación aditiva obtenga un lugar cómodo en el entorno de la producción en volumen será necesaria la estandarización de sus aplicaciones, para que se convierta en algo tan habitual como el mecanizado CNC.

Para que dicha estandarización sea posible las soluciones que ofrece  la fabricación aditiva tuvieran un rendimiento operativo sólido, repetible y fiable, con propiedades para trabajar con una amplia cartera de materiales.

Juntos, Stratasys y Siemens planean afrontar estos desafíos para lograr que la fabricación aditiva mediante la tecnología de impresión 3D afiance su posición en el mercado de la producción industrial.